Las mejores participaciones de Sonny Chiba en el cine

Lo ha anunciado Yahoo Japan hace algunas horas nada más, la muerte por COVID-19 se ha llevado también a uno de los grandes de la pantalla grande. Una leyenda del cine de artes marciales, a Sonny Chiba, recordado como Hattori Hanzō, quien forjó la emblemática espada de Kill-Bill. Todavía se encuentra en etapa de posproducción la última película en la que participó Bond of Justice: Kizuna.

Pero Sonny Chiba también ha tenido participaciones importantes en el cine, además del tan reconocido rol de Kill-Bill. Aquí repasamos algunas de las películas más importantes del artista marcial japonés.

The Street Fighter (1939) – FILMAFFINITY

Sonny Chiba interpretó al protagonista de la película, Takuma Tsurugi. En la versión en inglés Takuma fue rebautizado Terri, por qué no. Una trama bastante compleja y una película de artes marciales del cine japonés bien característica de la época. Un hilo que lo ve involucrado en un altercado con asesinos Yakuza y que tiene secuestros, asesinatos y mucha tragedia, sobre todo esto último.

Aquí el rol de Takuma (Chiba) se da vuelta en el momento en el que la familia Yakuza le niega el pago por sus servicios. Es que en realidad él era el malo de la trama, un mercenario contratado por los Yacuza para secuestrar a la hija de un millonario que fallece y se convierte en la heredera de la fortuna paterna. Sin embargo, cuando los Yakuza se niegan a pagarle lo que tenían pautado de antemano el mercenario se convierte en el protector de la heredera y se las tendrá que ver con los Yakuza. O más bien, la tríada se las tendrá que ver con él.

Como dicen en la promo de la película. Luchador callejero, si tienes que pelear, pelea fiero.

Rápido y Furioso Reto Tokio (2006) / A todo gas: Tokyo Race

En Rápido y Furioso Reto Tokio Sonny Chiba vuelve al lugar común, interpreta a un líder mafioso que integra la tríada Yakuza y aquí puede verse en la escena que fue retirada de la película que el final era un poco perverso. Kamata (Sonny Chiba) apuesta por su sobrino quien pierde. Su sobrino, interpretado por Brian Tee es el antagonista de la serie. Aquí se revive el tipo de cliché habitual de este tipo de películas, donde el protagonista gana la carrera, es vitoriado por el público, se queda con la chica linda y el tío de Takashi (Brian Tee) se acerca al ganador de la carrera y le sonríe con aprobación.

Pero su sobrino, en cambio, le hizo perder el dinero y tal vez el honor. Entonces los secuaces de Kamata se lo llevan violentamente y el final queda abierto a la imaginación. Aunque da a pensar más que nada un final trágico. El perdedor también sufriría la extradición y debía dejar Tokio.

La película contó con un presupuesto de más de 85 millones de dólares.

Kill Bill 1 (2003)

Hattori Hanzó (Sonny Chiba) es quien aporta el condimento principal a la historia de Kill Bill, la película dirigida por Quentin Tarantino. Hanzo era el mejor forjador de espadas de todos los tiempos, podía cortar lo que se os ocurriese. Desde una naranja hasta un bate de beisbol. Sin embargo, se había recluido en penitencia tras la culpa de haber fabricado tantas armas para dar muerte.

Pero la cosa cambia cuando Beatrix Kido (Uma Thurman) lo busca para que le construya una katana para nada más ni nada menos que matar a Bill. Que ya sabíamos que era un experto en Kung Fu, el gran David Carradine.

Kido, La novia, había sido parte del escuadrón letal de Bill, Mamba Negra, con quien mantuvo una relación. Cuando Beatrix queda embarazada, entonces decide retirarse del escuadrón y pasar a la clandestinidad. Se cambia el nombre y planea su boda. Pero Bill no solo la impide, sino que asesina a todos en un ensayo de casamiento. Menos a ella, que queda mal herida, en coma pero con vida.

Al despertar, tiene un solo objetivo: matar a Bill. Y allí es donde ingresa en la historia Sonny Chiba como Hataro Hanzo quien pasa un mes fabricando la espada que pueda matar a su antiguo discípulo, la oveja negra. Bill.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *